Visitas :)

Quién soy.

Mi foto
Valencia, Spain
Soy una chica muy alegre a la que también le dan bajones y llora. Soy muy sensible, lloro por cualquier tontería. Me encanta la lectura, me meto enseguida en el papel. Me gusta soñar despierta y pensar que el día de mañana será como yo decida. . . Me encantan las mascotas. Odio los bichos :S. Me ilusiono fácilmente. Amo a mi chico :$. Es lo mejor que tengo en la vida. Quiero muchísimo a mi hermana. Me cuesta coger confianza con la gente, pero cuando la cojo me gusta tener gente en la que se pueda confiar y que sepan que pueden contar conmigo:). Siempre me estoy riendo... cuando me río mucho lloro.. :D y me duele la barriga después u.U

viernes, 1 de abril de 2011

Y el pollo se me quemó

Un hecho que podría haber quedado en consecuencias peores pero solo quedó en un susto.


A la señorita Noemí (si, yo) le encargaron que a las 12:30 pusiera el pollo en una cazuela para que este se fuese haciendo poco a poco. Noemí lo puso a las 12:40h (10 minutos más, 10 menos no hace nada). 
En fin, ella toda contenta entró a su habitación. Hablando con su amiga Carolina, viendo la reina del sur, repasando pública (demasiadas cosas en la cabeza) ¡Y SE LE OLVIDÓ QUE TENÍA EL POLLO EN EL FUEGO! Rato después Noemí inconsciente de que había pasado tanto tiempo, fue a ver que tal iba el pollo. Sorpresa lo que se encontró: Humo en el pasillo. Noemí ya esperaba lo peor y dió un grito que la llevó a abrir la puerta de la cocina. En la cocina no se veía absolutamente nada, era todo blanco, como una niebla espesa pero que asfixiaba. Fué en dirección a las ventanas y con los ojos llorosos y tosiendo a causa del humo que le impedía respirar bien, las abrió. Salió corriendo hacia el balcón para poder respirar algo de aire normal. 
En ese momento pensó que no había quitado la cazuela del fuego y eso seguiría echando humo. Así era. Noemí volvió a entrar en la cocina para quitar la cazuela del fuego. Apagó el fuego, cogió la cazuela con el pollo dentro i lo echó dentro del fregadero y abrió el agua para que se enfriara y dejara de echar humo la dichosa cazuela quemada que la estaba asfixiando. 
Volvió a salir apurada, tosiendo, con los ojos llorosos y decidió llamar a su madre. Ésta en un principio no se lo creyó y después la envió a la mierda y le colgó (así de claro).

Noemí apurándose más porque el humo llenaba la casa y no podía casi respirar abrió todas las puertas y ventanas de la casa. Entonces el corriente que hacía el aire se llevó el humo fuera de la casa. 
En fin, ella olía a pollo rustido, o a gallina tostada. Y la casa ya para qué contaros... Ahora todo ha vuelto a la normalidad y se ríen de la situación. 


Fotos: Como estaba la cocina de humo y como quedó el pollo dentro del fregadero y la cazuela chamuscada. 


.Nooemí :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias ♥